Thu. Feb 25th, 2021

La prensa francesa

La prensa francesa es un método de preparación muy popular que produce un café de gran cuerpo e intenso sabor (ya que la malla permite el paso de cierta cantidad de elementos no solubles y el contacto prolongado del café con el agua posibilita la disolución de mayor cantidad de aceites). Se cree que este antiguo método de inmersión, cuyo origen se disputan Francia e Italia, ya existía a mediados del siglo XIX y su diseño no ha sufrido grandes modificaciones desde su primer patentamiento en 1928. La popularidad de la prensa se incrementó enormemente hacia principios de los 90 cuando la empresa Bodum compró la patente y la llevó a los hogares de todo el mundo. Actualmente existen algunas versiones con un diseño algo más avanzado como la Espro o la Rite.

CAFÉ Y AGUA

Café de buena calidad, preferiblemente de tueste reciente claro o medio y molienda gruesa (como sal gruesa o migas de pan). La cantidad de café dependerá de muchos factores, pero una buena medida para empezar a experimentar puede ser de 25 gramos de café cada 350/400 gramos de agua (ratio 1/14 a 1/16).

Agua filtrada, a una temperatura de 92°-96° C.

PREPARACIÓN

1. Colocar agua hervida en el recipiente para calentarlo, luego pasar el agua a las tazas donde se servirá el café.

2. Colocar el café en el recipiente y humedecer todo el café con aproximadamente un cuarto de la cantidad del agua (100 gramos) mientras se mantiene el recipiente destapado.

3. Transcurrido ½ minuto, verter el resto del agua (300 gramos), agitar suavemente con una cuchara de madera, colocar la tapa y bajar el émbolo justo por debajo de la superficie del agua (otros opinan que hay que colocarlo un centímetro por sobre el nivel del agua, sin tocar el café).

4. Esperar 3 ½ minutos más y bajar lentamente el émbolo para colar el café. El émbolo debe descender de forma lenta y gradual durante unos 10/15 segundos aproximadamente.

5. Si se desea obtener una taza más limpia, con sabores diferenciados y menor cantidad de elementos no solubles, pasar el café por un filtro de papel antes de servir (recordar enjuagar previamente el filtro).

6. Servir inmediatamente el café en las tazas (si queda café en el vaso, traspasarlo a otro recipiente para evitar la sobreextracción).

POSIBLES PROBLEMAS

Café sin cuerpo, muy ácido, astringente o con sabor levemente salado: la molienda es demasiado gruesa, el tiempo de inmersión fue muy corto y/o el agua se encontraba por debajo de los 90 grados.

Café muy turbio o amargo: la molienda es demasiado fina y/o el tiempo de inmersión fue muy largo.

OTROS USOS DE LA PRENSA FRANCESA

Este noble método de extracción también sirve para preparar tés en hebras o saborizados (con canela, clavo, jengibre) y otras infusiones, leches vegetales como las de almendras o avellanas, para espumar leche (en frío o caliente) y también resulta excelente para preparar café mediante el método de extracción en frío (cold brew).

PATEANDO EL TABLERO

James Hoffmann nos propone una receta que rompe con casi todas las reglas tradicionales del uso de la prensa francesa, para la cual utiliza 30/35 gramos de café de molienda MEDIA!! por cada 500 gramos de agua durante hasta 12 MINUTOS de inmersión!!

1 Moler el café hasta una molienda MEDIA, no gruesa.

2. Colocar el café dentro del recipiente y agregar la cantidad correspondiente de agua, esperar 4 minutos.

4. Romper la costra que se formó, agitar suavemente la superficie y luego retirar la espuma y las partículas flotantes utilizando dos cucharas.

5 Esperar pacientemente de 5 a 8 minutos más.

6. Colocar la tapa y bajar el embolo hasta un centímetro por debajo de la superficie del café, SIN LLEVARLO HASTA EL FONDO, y luego inclinar la jarra para servir suavemente el café a través de la malla, sin llegar a colar el fondo.

☕ El Lado B

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *